El dilema de los carbohidratos

¿Son buenos o malos? ¿O depende de su usos y abusos? Cómo bailarinas es necesario comprender para que sirven estos alimentos a nuestro cuerpo.

En el área de nutrición encontramos constantemente personas hablando deliberadamente sobre temas que no conocen y hablando como si fueran verdades absolutas y no lo son. Es común escuchar a gente decir, que lo hidratos de carbonos son malos, o que engordan, hay que eliminar las harinas, las papas entre otras cosas, y lo primero que debemos decir es que depende del contexto, alguna persona se puede beneficiar de reducir (no eliminar) este nutriente y otros no.

Los hidratos de carbono son un nutriente que se componen por carbono hidrógeno y oxígeno. Su principal función es darnos energía a los músculos, sistema nervioso y glóbulos rojos a través de un proceso metabólico llamado glucólisis, cuando este nutriente no está disponible, nuestro cuerpo puede elegir vias metabolicas alternativas como la oxidación de grasas y proteínas, pero en ciertas ocasiones son más costosas. También se puede almacenar en forma de glucógeno, para ser utilizado luego.

Estos se pueden clasificar en simple, cuando su estructura es de una o dos moleculas de hidratos como es el azúcar o complejos cuando su unión supera las 10 moleculas, como son los cereales, las hortalizas o Legumbres

Es ingrato acusar a los hidratos de carbono de la culpa de aumentar nuestra masa adiposa, ya que cualquier nutriente energético en exceso producen lo mismo, esta situación en nuestro organismo se debe principalmente a un disbalance de energía y no de nutrientes.

Su ausencia! Nos puede ocasionar debilidad, cansancio, sueño, mareos, perdida de masa muscular, sistema inmune deprimido, lesiones musculares entre otras consecuencias.

Importante!!!!
Si realizas actividad física, el gasto energético aumentará, y el consumo de hidratos de carbono, nos va a brindar mayor energía durante la actividad que realicemos, sobre todo si esta es de alta intensidad.

Ejemplos: consumir pan, avena, frutas en el desayuno y la merienda o agregar fideos, arroz, papa, batata en almuerzos y cenas.

Todos los nutrientes en exceso nos pueden hacen mal!

Te doy una idea de menú con variedad y calidad

– Desayuno: vaso de leche con tostadas, queso untable y tomate

– Almuerzo: bocaditos de acelga con ensalada de arroz, pollo y remolacha

– Merienda: vaso de leche con galletitas casera de huevo, avena y manzana

– Cena soufflé de verduras, con puré tricolor (calabaza, papa y batata)

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.