Experiencia en el Yagp por Azu Colantuono

 

Azu Colantuono es bailarina, nacida en Bahía Blanca y hace poco se mudo a Bs As para continuar con sus estudios. En el mes de abril participo de las finales del Youth America Grand Prix (Yagp) siendo la única argentina de su categoría. Hoy nos cuenta su experiencia de todo lo vivido!

¿Cómo fue tu primer acercamiento a la danza? ¿A qué edad comenzaste tus estudios?

¡Hola!! ¡Antes que nada, quería agradecerles por darme esta oportunidad, estoy muy agradecida!! Yo empecé danza a los 2 años cuando mi mama decidió llevarme a un estudio de mi ciudad ya que me encantaba moverme y era muy inquieta. Entonces comencé con un estilo de danza más movido y ballet. Luego, a los 6 años, me anote en la escuela oficial de danzas de Bahía Blanca para empezar mis estudios de forma académica.

¿Cuándo fue que decidiste dedicarte a esto de manera profesional? ¿Te resulto difícil decidir mudarte?

Empecé a tomarme esto de forma más profesional en 2019, cuando decidí cambiarme al SEADEA que es la escuela del ejército, la cual es virtual, para tener más tiempo de entrenamiento.

Sí, me resulto difícil mudarme. Me iba a alejar de todos mis amigos y familiares, era como empezar de cero. Siempre pensé que lo cambios pueden asustarnos, pero son muy necesarios. Gracias a todo el apoyo que recibí por parte de amigos y familia y luego de pensarlo mucho, decidimos mudarnos para buscar nuevas oportunidades. ¡Al principio tenía mucho miedo de no encajar o que sea todo muy distinto a como siempre fue! Pero poco a poco te acostumbras y conoces gente nueva que se vuelven nuevos amigos muy importantes.

¿Cómo fue que decidiste presentarte al Yagp? ¿Habías intentado otros años?

Recuerdo la primera vez que me presente para el YAGP, fue a través de Giros Prodanza. Esa vez no quede seleccionada para el Premio Impulsarte que era el cual podía llevarte al YAGP. Al año siguiente, quedé seleccionada, pero no fui elegida para la final. Participe durante tres años y en el 2021 me presente en las selectivas del YAGP Brasil para evaluarme contra otras compañeras buscando nuevas oportunidades para llegar. Este año, me volví a presentar en las selectivas de Brasil y ¡en febrero me enteré que había quedado como finalista!!

No puedo ni imaginar la emoción de haberte enterado que quedaste seleccionada ¿Cómo fue ese momento?

¡Siii! ¡Fue una emoción inmensa para mi familia, mis amigos y para mí! El YAGP siempre fue el concurso de mis sueños y finalmente se me había dado la oportunidad de participar. En ese momento yo estaba haciendo un Summer con una beca que había obtenido en otro concurso en Brasil, pero inmediatamente cuando volvimos nos pusimos con todo a intentar recaudar el dinero para poder viajar. Ese día fue súper especial para mí, ¡un día inolvidable!

¿Cómo fue tu preparación a partir de ese momento?

Luego de volver de Brasil, me lesione el pie derecho y estuve un mes sin poder hacer nada prácticamente, por eso, cuando me recupere, empezamos con mi maestra Bárbara Yacovone a trabajar muy fuerte todos los días para llegar lo mejor posible. Tenía clase diariamente desde las 11, hasta la noche, clases de PBT (Progressing Ballet Technique), preparación física, ensayos y clases de ballet por supuesto.

¿Qué tal fue tu experiencia durante la competencia? ¿Qué pensamientos y emociones tenías?

Fue una experiencia increíble. Todo fue hermoso, era un sueño poder estar ahí. Las clases con maestros extraordinarios y las bailarinas también. Ver a todos esos chicos que yo veía por Instagram, pero en persona, mostrando todo su arte, fue algo inolvidable. Yo siempre fui y soy muy derrotista, por eso no tenía muchas esperanzas de ganar (teniendo en cuenta el altísimo nivel de esta competencia), pero ya el hecho de estar ahí es ganar, por eso nunca me deje vencer por esos malos pensamientos. Disfrute cada momento.

¿Cómo se vivió el detrás de escena? ¿Tenían tiempos libres, pudieron hacer algo de turismo, seguían entrenando?

¡Si! Tuvimos algunos tiempos libres, sobre todo los últimos dos días. La ciudad era muy tranquila, ¡los del concurso éramos los únicos de la ciudad casi! Todo era muy pintoresco, parecía de película. El teatro quedaba en frente de un rio ¡la vista era hermosa!

¿Cómo era el clima entre los bailarines?

No era malo ni bueno. Cada uno estaba con su grupo de amigos de la misma escuela, nadie charlaba como para conocerse con gente nueva, ¡además que había chicos de todo el mundo con idiomas muy distintos! Si alguien necesitaba ayuda, nadie se oponía a ayudarte, en ese caso eran muy amables todos. No había competencia, todos se concentraban en cada uno para verse bien, ¡no era como en las películas!

¿Qué aprendizaje te llevas de toda la experiencia? ¿Cambiarías algo?

Yo creo que el mayor aprendizaje que me llevo es nunca darse por vencido. Realmente jamás pensé poder estar en una competencia como esta. Tuve muchísimos momentos malos, pero jamás decidí darme por vencida y finalmente completé uno de mis sueños. No cambiaría nada, ya que cada cosa te lleva a donde estas hoy, te hace aprender y ser más fuerte.

Para finalizar ¿Tenes algún proyecto por el que estés trabajando?

¡Si!! En enero fui invitada para la Cía de Ballet de Alice Arja en Rio de Janeiro durante todo el año, ¡asique ahora en agosto estoy viajando para allá hasta diciembre! Estoy muy emocionada y nerviosa ya que es un cambio muy grande, pero estoy dispuesta a afrontar todo para poder seguir aprendiendo de este bello arte que es bailar.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.