Progressing Ballet Technique y la prevensión de lesiones

¿Alguna vez les dijeron “sostené el passe desde atrás” y no entendieron cómo hacerlo? ara cuidar nuestra salud y conseguir una carrera longeva es fundamental entender cómo realizar cada gesto y trabajarlo de forma correcta, alineada y consciente ya que un movimiento sobre el cual no tenemos control consciente es potencialmente un movimiento lesionante. 

Los bailarines y profesionales de la danza entrenamos muchas horas a la semana repitiendo los mismos gestos una y otra vez. Para cuidar nuestra salud y conseguir una carrera longeva es fundamental entender cómo realizar cada gesto y trabajarlo de forma correcta, alineada y consciente ya que un movimiento sobre el cual no tenemos control consciente es potencialmente un movimiento lesionante. 

Durante las clases de danza solemos escuchar indicaciones de músculos que debemos activar, motores de movimiento desde donde originar cada gesto e imágenes para trabajar de forma saludable y segura. Sin embargo, entenderlo racionalmente no es lo mismo que percibirlo y hacerlo efectivamente en nuestro cuerpo. ¿Quién no ha luchado por percibir sus aductores o sus rotadores profundos, incluso sabiendo dónde están y cómo deberían funcionar? 

Progressing Ballet Technique (PBT) es una técnica de entrenamiento progresivo cuyo objetivo es activar la musculatura correcta para cada gesto de movimiento y grabarlo en la memoria muscular para luego aplicarlo a las clases de danza, ensayos y funciones. Para ello utilizamos elementos como pelotas y bandas de resistencia. Yo siempre digo que la pelota es un detector de mentiras, ya que al moverse nos da un feedback constante de nuestra alineación y sí uno se desalinea durante el ejercicio, se cae o pierde la pelota. Así, se activa la musculatura profunda y comprendemos físicamente cómo realizar cada gesto de movimiento desde la musculatura adecuada.  

Una de las bases de PBT es priorizar la calidad de movimiento sobre la cantidad – entendiendo por cantidad rango de movimiento, dificultad del ejercicio y cantidad de repeticiones. Sólo de esta manera podemos educar a nuestro cuerpo para moverse de forma saludable y desde ahí construir y mejorar nuestra técnica, alcanzando progresivamente la máxima marca personal. De esta forma, prevenimos lesiones y conseguimos carreras longevas.  

Quisiera tomar como ejemplo la alineación de la pelvis para ilustrar qué quiero decir con todo esto. En mi experiencia como maestra y habiendo trabajado con bailarines y docentes en toda Latinoamérica, me encuentro con que la alienación correcta de la pelvis es una de las mayores dificultades. Y, a la vez, esta alineación es la base de todos los movimientos. 

En el último tiempo, observo que muchos bailarines “se pasan de correctos”: por evitar la anteversión pélvica (“quebrarse”) y en el afán de realizar una mayor rotación externa en las piernas, “aprietan” excesivamente los glúteos y terminan colocándose en una retroversión pélvica (basculan la pelvis). Esta posición sobrecarga los flexores de cadera, tensiona las luébares y hasta puede producir lesiones de cadera y columna. Quisiera aclarar que en caso de una lesión es fundamental hacer una consulta médica y trabajar con profesionales de la salud especializados en danza para rehabilitarse. Pero como maestros y bailarines entra en nuestra área de competencia asegurarnos de trabajar la alineación en la clase para realizar el gesto de forma saludable, prevenir lesiones o reeducando el cuerpo después de una lesión. Es en este punto que PBT es una herramienta invaluable para el entrenamiento. Por ejemplo, si al sentarnos sobre la pelota “basculamos” la pelvis, entonces rodaremos hacia atrás. Así, la pelota nos obliga a colocarnos correctamente e incorporar esta alineación. Al mismo tiempo, debemos comprender cómo realizar la rotación externa desde la articulación coxofemoral (evitando sobrecargar glúteos y flexores de cadera) manteniendo la pelvis alienada. PBT cuenta con infinidad de ejercicios para la activación de la rotación externa, con ejercicios específicos para cada dirección (devant, seconde y derrière).  

¿Alguna vez les dijeron “sostené el passe desde atrás” y no entendieron cómo hacerlo? Al hacer un passe con la pelota nos vemos obligados a activar aductores, rotadores profundos, los músculos estabilizadores de la pelvis e isquitibiales. Una vez incorporada esta sensación y alineación, la transferimos a la clase de danza.  

Este es simplemente un ejemplo sobre cómo trabaja PBT para mejorar la alineación y prevenir lesiones. Vale aclarar la importancia de analizar qué necesita cada estudiante en su práctica y cómo trabajar progresivamente el fortalecimiento y la calidad de movimiento. Los invito a sumergirse en este método y probar desde su propio cuerpo y experiencia personal cómo favorece su técnica de forma amable, respetuosa y cuidadosa.  

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.