¿Falta de energía en la clase de danza?

Conoce algunos errores que puedes estar cometiendo en tu alimentación cómo bailarina y que influye en tu energía y rendimiento.

¿Falta de energía en las clases de danza?

Hoy en día, sabemos que la práctica de cualquier deporte implica necesidades nutricionales especiales en función de la edad, el sexo, la composición corporal y sobre todo en base al tipo, intensidad, frecuencia y duración de la disciplina que realicemos, por lo cual la ingesta nutricional se convierte en un determinante critico de nuestro rendimiento.

En el mundo de la danza, el arte de la expresión por el movimiento dónde los bailarines somos los responsables de convertir los movimientos en arte, las ingestas y los hábitos alimentarios están influenciados por las demandas físicas y de entrenamiento diario que tenemos. El  cuerpo de los bailarines es un instrumento bien afinado, que debe ser meticulosamente cuidado, para satisfacer las demandas diarias de los entrenamientos. Además de nutricionista, soy actriz y bailarina y sé que a veces, nuestros tiempos artísticos, pueden llevarnos a cometer desequilibrios en nuestros hábitos alimentarios. Por este motivo, quiero compartirles algunos errores que pueden estar cometiendo en su alimentación y cómo consecuencia, se sientan con menos energía y un rendimiento no tan óptimo.

Error número 1: no armar platos completos, que aporten todos los nutrientes que necesitamos (carbohidratos, proteínas, grasas, vitaminas y minerales). Por ejemplo, no consumir alimentos que nos aportan carbohidratos complejos, cómo arroz, pastas. En lo posible debemos buscar que nuestras comidas estén lo más completas posibles, en cuanto al aporte de nutrientes. 

Algunos ejemplos

Error número 2: Hacer ayunos prolongados antes de una clase de danza. Si bien los ayunos pueden ser buenos para el organismo, siendo bailarines debemos tener cuidado. La danza aumenta nuestras exigencias energéticas, por lo tanto tenemos que darle combustible de reserva (para que el organismo pueda utilizar durante la actividad) y luego reponerlo, para de esta manera lograr un equilibrio y como consecuencia un mejor rendimiento artístico.

Error número 3: Beber únicamente agua cómo medio de hidratación. A veces es necesario sumar una bebida que aporte otros nutrientes además de agua, cómo azúcares simples, sodio y otros minerales que se pierden. De esta manera nos ayuda a reponernos más rápido y a mantener la energía constante durante la actividad. 

Error número 4: Usar alimentos para colaciones o meriendas, que no aporten nutrientes de calidad, cómo por ejemplo, golosinas, gaseosas, etc. Todos estos “alimentos” son considerados ultraprocesados, por su gran aporte de calorías vacías, azúcares, sodio y químicos. Lo ideal sería consumir, frutas, vegetales, galletitas o barritas, de mejor calidad nutricional. 

Espero que estos consejos te sirvan y puedas ponerlo en práctica para mejorar tus hábitos alimentario y así potenciar tu rendimiento cómo bailarina.

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.